El comercio al por menor pone su mirada en las ETIQUETAS ELECTRONICAS

Productos que caducan y que hay que retirar, estantes vacíos por falta de stock, previsiones de existencias mal calculadas, clientes que buscan sin éxito artículos que han visto en la web, discrepancias en los precios por productos en oferta mal etiquetados…… ¿Cómo contribuir a mejorar la eficiencia de los minoristas a la vez que el cliente disfruta de su experiencia de compra? Buscamos respuestas en las ETIQUETAS ELECTRÓNICAS.

En España, la forma de penetración en el mercado está siendo a través de las grandes superficies (Media Markt, FNAC ) pero el efecto dominó llegará al resto de comercios, que si no quieren quedarse atrás deberán actualizarse.

Un hecho indiscutible es el crecimiento exponencial de las ventas por internet de los últimos años. Y la cosa no ha hecho más que empezar. Para poder luchar contra el mundo online, las tiendas físicas deberán digitalizarse y ofrecer a sus clientes experiencias de compra equiparables a las que encuentran en internet.

Para entender de forma clara y precisa cómo la implantación de las etiquetas electrónicas puede ayudar el sector retail debemos abordar los siguientes temas.

Qué son exactamente las Etiquetas electrónicas

Esta nueva tecnología consiste en pequeñas pantallas de tinta electrónica (también llamadas papel electrónico LCD) que sustituyen a las típicas etiquetas de papel que muestran el precio de los productos, en las estanterías de los supermarcados o cualquier otra clase de comercio.

Estas pantallas no sólo contienen la información sobre los precios, también pueden mostrar las características del producto, fechas de caducidad, promociones puntuales, unidades en stock, e incluso pueden incorporarse códigos de barras y QR. Las aplicaciones son muy amplias y dependen básicamente de las necesidades de cada cliente.

Dependiendo del fabricante, las etiquetas electrónicas, funcionan a través de radiofrecuencia o infrarojos.  

Qué necesitan los negocios para poder implantar la tecnología de etiquetas electrónicas

Las etiquetas reciben la información a través de un proceso que consta de tres pasos:

Software de gestión de etiquetas, que permite configurar las propiedades de la etiqueta y la conexión con el ERP del negocio.

Estación de comunicaciones (AP), que trasmite la información a larga distancia desde el software / ERP hasta la etiqueta.

Recepción en terminal. El terminal es la propia etiqueta electrónica, que muestra la información en su pantalla.

Qué beneficios aportan las etiquetas electrónicas

Si un negocio gestiona gran cantidad de productos se convierte en esencial la forma en cómo se optimizan los precios y también la cantidad de información que se muestra al cliente, porque de ello determinará su decisión final.

Esta tecnología ha sido creada precisamente para revolucionar la gestion de precios y promociones.

Los beneficios que aportan al comercio minorista son muchos, y a continuación detallamos algunos de ellos.

  • Gran capacidad para mostrar información del producto. Determinar toda la información que se da sobre el producto. El cliente tendrá todos los detalles y eso le ayudará a la hora de decidirse a comprar un artículo.
  •  Optimización de los precios. Posibilidad de modificar los precios según los días y las franjas horarias para realizar ofertas de última hora.
  • Ofrecer promociones gratificantes al cliente. Programar una promoción y publicarla al instante para fidelizar y captar clientes.
  • Gestionar el stock. Controlar en todo momento las existencias disponibles. De esta manera los niveles de stock siempre serán los adecuados. Ni se pierden ventas ni hay un exceso de inmovilizado.
  • Pueden ser actualizadas desde cualquier dispositivo (ordenador, PDA o smartphone). Desde cualquiera de los dispositivos conectados con todas las etiquetas se podrán dar las ordenes y ejecutarlas de forma instantánea o programada.
  •  Actualización a distancia. El personal no tendrá que pasar horas modificando etiquetas de papel y cambiándolas.Podrá dedicarse a mejorar la atención al cliente.
  • Actualizar de forma simultánea todos los precios de una o varias tiendas.
  • Añadir un código QR para que el cliente se pueda vincular con una tienda online. Si el minorista cuenta con una tienda online, el cliente podrá optar por realizar futuras compras a través de la web.

Al principio de este artículo hemos puesto en evidencia una serie de inquietudes que flotan en el entorno del retail y que requieren ser escuchadas y atendidas. La tecnología de etiquetado electrónico es capaz de aportar una verdadera digitalización a la tienda, ofreciendo al minorista ventajas competitivas, generando márgenes, abaratando costes y estableciendo una mayor relación de confianza con el cliente.

Las respuestas ya están dadas.

Comparte:

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *